La diarrea aguda frecuentemente tiene una duración de uno a tres días y se suele asociar a otros síntomas como vómitos, dolor abdominal tipo “retortijón”, urgencia en evacuar e incluso puede cursar con fiebre.

La mayoría de las diarreas agudas se deben a factores exógenos: la gastroenteritis infecciosa producida por virus, bacterias o parásitos, las intoxicaciones alimentarias o la producida por la toma de algunos fármacos.

También las diarreas pueden tener su origen en una patología digestiva o una patología a otro nivel.

Recomendaciones que debes seguir en caso de diarrea aguda:

  • Bebe líquidos en pequeñas tomas con frecuencia hasta ingerir entre 2 y 3 litros al día, para así evitar la deshidratación.
  • Sigue una dieta con pequeñas cantidades de alimento en caso de tener apetito.
  • No tomar ningún antidiarreico sin consultar previamente a tu médico o farmacéutico.

¿Qué líquidos te vendrán bien?

Te aconsejamos beber soluciones de rehidratación disponibles en la farmacia (ya preparadas o para preparar) , ya que están formuladas con los niveles adecuados de sales y glucosa para el organismo.

Puedes beber también infusiones de manzanilla y caldo de hervir arroz.

¿Qué alimentos puedes tomar? Algunos ejemplos:

  • Arroz, patata cocida, puré de zanahoria
  • Pechuga de pollo o pavo a la plancha, jamón cocido, tortilla francesa, pescado hervido o la plancha.
  • Manzana rallada sin piel o hervida, plátano, membrillo, yogur natural desnatado

¿Qué debes evitar?

Bebidas frías, agua con gas, refrescos, salsas, fritos, leche, verduras, legumbres, embutidos, queso, chocolate, alcohol, café, dulces, etc.

No olvides lavarte bien las manos y también la gente de tu alrededor, especialmente después de ir al baño y antes de cada comida.

Pregúntanos cualquier duda que tengas.